Principal

Cómo cuidar a tu mascota durante la época de calor

Mayo 14 del 2024.-A medida que las temperaturas se elevan significativamente en diversas regiones del país, surge la creciente preocupación por el bienestar de nuestras mascotas. Durante las olas de calor, es esencial tomar medidas preventivas para evitar los peligrosos golpes de calor en nuestros compañeros de cuatro patas.

Fausto Reyes Delgado, director Médico y de Asuntos Institucionales del Hospital Veterinario UNAM-Banfield, enfatiza que los perros y gatos regulan su temperatura de manera distinta a los humanos. Mientras nosotros sudamos por todo el cuerpo, ellos lo hacen a través de las almohadillas de sus patas y mediante el jadeo. Además, el experto advierte contra el rapado de mascotas con pelaje largo durante la temporada de calor, ya que este actúa como aislante térmico.

El golpe de calor en animales se manifiesta con un incremento abrupto de la temperatura corporal, que normalmente oscila entre 37.5 y 39 grados Celsius en los perros, pero puede escalar a entre 41 y 43 grados en situaciones extremas. Esto puede llevar a consecuencias severas, como daños neuronales, hemorragias internas y, en los peores casos, la muerte.

Para combatir estos riesgos, es vital mantener a las mascotas en lugares ventilados y frescos. En caso de sospechar un golpe de calor, es crucial usar agua fría para enfriar al animal y posteriormente buscar atención veterinaria especializada. Reyes Delgado recomienda evitar sacar a las mascotas a pasear entre las 10 a.m. y las 4 p.m., proporcionar constantemente sombra y agua fresca, y preferir pecheras en lugar de collares para facilitar la respiración.

Además, es aconsejable llevar durante los paseos una mochila con elementos esenciales como una copia del certificado de vacunas, información sobre alergias o condiciones médicas preexistentes, agua, un plato plegable, un atomizador y una toallita para refrescar al animal en caso necesario. Estos cuidados son aún más cruciales para razas con dificultades respiratorias y de regulación térmica, como los perros de hocico chato.

Implementando estas medidas preventivas, podemos asegurarnos de que nuestros queridos animales disfruten de un verano seguro y confortable, minimizando los riesgos asociados con el calor extremo.