OBINDI: Mujeres con discapacidad tienen mayor riesgo durante embarazo

Mayo 14 del 2022.-(Redacción Ibero).-A pesar de que los avances médicos y los cuidados maternos han mejorado, el incremento del riesgo de complicaciones asociadas al embarazo en mujeres con discapacidad es conocido y mayor, las cuales tienen que ver con infecciones de vías urinarias, infecciones posparto, hemorragia, preeclampsia, eclampsia, enfermedad tromboembólica, accidentes cardiovasculares e incluso la muerte, informó el Observatorio sobre la Inclusión Social de Personas con Discapacidad (OBINDI).

El informe Realidades de la maternidad en mujeres con discapacidad, el OBINDI, un proyecto de la IBERO y la UAM, destaca que una parte de estos riesgos se atribuyen a la mala salud previa al embarazo y al impacto de los determinantes sociales de la salud de las mujeres embarazadas. Los estudios para mejorar la gestión de la salud general y el bienestar de esta población contribuirán a mejorar los resultados del embarazo y el parto.

Para el OBINDI, lo más importante es que las mujeres con discapacidad experimenten embarazos sanos con resultados normales en los nacimientos. Los proveedores de salud pueden y deben fomentar los embarazos de las mujeres que desean tener hijos, y deben colaborar con ellas y con otros proveedores para que puedan vivir la maternidad

En México, de acuerdo con el Censo 2020 hay 883 mil 599 mujeres entre 15 y 49 años de edad (edad reproductiva) con alguna discapacidad o problema o condición mental, lo cual representa el 25.5% del total de mujeres con discapacidad o problema o condición mental.

Al calcular la distribución del porcentaje de mujeres entre 15 y 49 años de edad por tipo de discapacidad, el OBINDI encontró que las mujeres con discapacidad visual representan el mayor porcentaje, seguido de la discapacidad mental y discapacidad al caminar.

En México, existen 53 mil 536 hogares con algún integrante entre 15 y 45 años de edad cuyo parentesco se asocia al de la madre, de los cuales el 6.4% representa a hogares con madres que tienen alguna discapacidad o problema o condición mental.

Las mujeres con discapacidad tienen la misma probabilidad que sus pares sin discapacidad de desear un embarazo (61% y 60%, respectivamente), pero son menos las que pretenden tener un bebé en el futuro (43% y 50%, respectivamente).