La ley de outsourcing beneficiará a los trabajadores para comprar una casa

CIUDAD DE MEXICO.- Septiembre 12 del 2021.- No hay plazo que no se cumpla. El pasado 1 de septiembre entró en vigor la reforma al outsourcing, lo que significa que las empresas ya deben de haber incorporado en su nómina a los empleados que tenía subcontratados. Según cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se ha registrado una migración de 2.7 millones de trabajadores, que pasaron de esquemas de subcontratación a la nómina de su patrón real.

Óscar de la Vega, abogado en Derecho Laboral, asegura que esta reforma es muy extensa, pues abarca aspectos laborales, sindicales, fiscales, de prestaciones, de vivienda y de seguridad social.

En lo que refiere al trabajador, añade el litigante, es benéfica. Por un lado, les da certeza legal y garantiza su derecho a la seguridad social. También asegura el reparto de utilidades, las prestaciones de ley, el reconocimiento a la antigüedad laboral y, sobre todo, la oportunidad de cotizar al IMSS con su salario real. “Esto los ayuda para que puedan acceder a un crédito de vivienda y también para obtener una cuenta Afore mayor, al momento de su retiro”, señala De la Vega.

En el primer semestre de 2021, en México se han colocado 170,390 créditos hipotecarios, de los cuales el Infonavit concentró 54% de la participación del mercado, con un monto de 1,558 millones de pesos (mdp) en hipotecas, le sigue la banca y el Fovissste, con una participación de 36 y 10%, respectivamente.

De acuerdo con el IMSS, con la regularización de personas que trabajaban en empresas de outsourcing, los empleados tuvieron un incremento salarial de entre 5 y 12% respecto al sueldo previo; solo como ejemplo, un trabajador que en esquema tercerizado tenía un salario base de cotización de 475 pesos, ahora cotizará entre 498 y 532 pesos.

Este incremento se debe principalmente a que los empleadores regularizaron la situación de sus trabajadores y detuvieron prácticas como la subvaluación del ingreso, es decir, cuando los registran ante el IMSS con menos ingreso del que recibe realmente, método con el cual se eludían más de 3,000 mdp en aportaciones patronales de manera anual, según estimaciones del Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores.

Mayores ingresos, hogar seguro

El mercado de vivienda está íntimamente ligado con el empleo formal. Los trabajadores dependen de sus ingresos fijos formales para cotizar ante el Infonavit. “El salario base y el tiempo de cotización influyen en el monto máximo de crédito que otorga el instituto, por lo cual las condiciones en las que se emplea a las personas inciden directamente en la demanda de créditos, el precio de las viviendas adquiridas y el plazo”, dice Carlos Martínez, director del Infonavit, durante una conferencia.

Por su parte, Óscar Vela, subdirector General de Planeación Financiera y Fiscalización del Infonavit, señala que “esta reforma está pensada para garantizar que el trabajador o trabajadora que están dados de alta en una empresa con un Número de Registro Patronal (NRP) ante las autoridades, efectivamente reciba de manera completa en relación con el salario las prestaciones de ley, y una de ellas es acceder a un crédito hipotecario”.

Además, al contar con un mayor salario, las aportaciones patronales a la subcuenta de vivienda serán mayores, lo que incidirá en el monto de ahorro al solicitar un crédito hipotecario. El trabajador tendrá más dinero disponible para comprar, construir o mejorar su casa, dice el subdirector del Infonavit.

“Una persona a quien se le está depositando en su subcuenta de vivienda en línea con el verdadero salario base de cotización que la empresa registró, podrá tener un crédito hipotecario más rápidamente; la velocidad a la cual va a poder utilizarla como enganche se acelera”, dice Martínez, durante una conferencia.

Entre mayo y agosto, el Infonavit recibió ahorros de trabajadores por 200 mdp que involucran a cerca de 250,000 personas, principalmente de empresas de servicios, constructoras y comercios, ahora con posibilidad de comprar una casa.

“Eso es gracias a que sus empresas se acercaron y regularizaron su situación, el recurso ya forma parte de su subcuenta de vivienda”, dice el subdirector del Infonavit. Además, el instituto asegura que los trabajadores que formaron parte de esquemas de subcontratación u outsourcing podrán conservar su puntaje de crédito previo a la migración de las empresas en las que laboran al régimen de servicios especializados.

“El Infonavit estableció criterios especiales para que conserven el puntaje que tenían previo a la migración de empresa”, dice Angélica González, coordinadora de IMSS-Infonavit del Tec de Monterrey, luego de que muchas de estas empresas realizaron adecuaciones a las nóminas de los empleados y los dieron de alta en un NRP, para cumplir con las obligaciones fiscales de la reforma al outsourcing.

Sin embargo, con los criterios especiales los trabajadores podrán conservar su puntuación para cotizar a un crédito de vivienda o no hipotecarios, “siempre y cuando el NRP al que fueron adscritos esté asociado al grupo empresarial para el que trabajan”, precisa la especialista del Tec de Monterrey.

Para este año, la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) estima que se construirán hasta 250,000 viviendas nuevas, cifra que sería entre 5 y 7% mayor a la colocación del año pasado.

Gonzalo Méndez, presidente de la Canadevi, señala que la colocación de vivienda nueva podría beneficiarse con la incorporación de miles de trabajadores a las opciones de financiamiento como el Infonavit, lo que podría mitigar el impacto de la reforma. “Van a haber 4 millones de nuevos trabajadores con seguridad social, muchos de ellos con un mejor salario, esto aumentará la cantidad de empleados que ejercerán su crédito”, dice .

Según un estudio realizado a más 67,000 personas por Perfilan, empresa especializada en consultoría inmobiliaria, al cierre del primer semestre del año la preferencia por pagar una vivienda con crédito hipotecario de la banca cayó en promedio 11.6%, mientras que el Infonavit ganó protagonismo en segmentos como los de vivienda media y residencial.

“Estamos viendo bajas en las tasas de interés; el crédito bancario se está arriesgando al bajarlas y esto debería de verse en un aumento en la preferencia. En el Infonavit vemos que hay varias reestructuraciones del crédito con impacto positivo para el cliente”, dice Eduardo Aranda, director de Innovación de Perfilan.

Algunos retrasos

Del 26 de mayo, cuando inició el registro de empresas en el Régimen de Prestación de Servicios Especializados (REPSE), al 31 de agosto, cuando cerró el plazo, el Infonavit revisó un total de 77,592 Registros Federales de Contribuyentes (RFCs). Sin embargo, del total de empresas que buscaron opinión favorable ante el instituto, solo 51,192 empresas la obtuvieron (74%) y pudieron adherirse al REPSE, mientras que el resto, 26,400 que tienen algún adeudo con el instituto, siguen en proceso de regularización, dice Vela Treviño, del Infonavit.

Francisco Solares Alemán, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), señala que la reforma laboral de tercerización es positiva, sin embargo, comenta que aún persisten ambigüedades en la subcontratación entre las empresas de cimentación, acabados, aplanados, fontanería, urbanización, electricidad y otros, que comparten objeto social y que no pueden deducir ante el SAT con la reforma. Por ello, plantea establecer medidas adicionales para ser implementadas en las más de 9,000 empresas que forman parte de la CMIC.

En este sentido, Héctor Márquez Pitol, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH), dice que la ley también trae una desventaja, ya que no todas las compañías tienen los recursos y la infraestructura para cumplir con la reforma, y contratar directamente a los empleados que tenía subcontratados. Con anterioridad, había advertido que esta nueva regulación abriría más la puerta a la informalidad. Hoy, considera que los efectos de la reforma se verán en los próximos meses.