Lo de hoy: Seguros médicos y créditos de vivienda privados

CIUDAD DE MÉXICO.-Marzo 19 del 2021.-Como todos saben al IMSS e INFONAVIT se accede cumpliendo diversos requisitos, entre los que encontramos principalmente el estar sujeto a una relación de trabajo, lo que permite obtener servicios médicos y diversas prestaciones en especie y en dinero de acuerdo a las ramas de Enfermedades y Maternidad, Invalidez y Vida, Riesgos de Trabajo, Guarderías, Retiro, Cesantía y Vejez así como Vivienda.

La forma más común de tener la protección y servicios del IMSS e INFONAVIT es mediante una relación de trabajo, en donde el patrón está obligado a dar de alta al trabajador y cotizarlo con el salario real; sin embargo, desde hace muchos años y actualmente con la pandemia nos hemos enfrentado a diversos vicios como la falta de afiliación, la subcotización, así como la nula fiscalización por parte de las autoridades que claramente están de florero, las cuales a pesar de contar con leyes que les permiten exigir el cumplimiento de obligaciones como pudiera ser el artículo 5 de la Ley Federal del Trabajo, el cual claramente prohíbe simular una relación de trabajo o registrar con salario inferior al real, prefieren culpar a las empresas y justificar la necesidad de una reforma legal.

Ya lo decía la titular de la Dirección de Incorporación y Recaudación del IMSS, la Lic. Norma Gabriela López Castañeda al señalar en el parlamento abierto en materia de “outsourcing”, que la regulación en materia de seguridad social a la subcontratación es “totalmente insuficiente”; sin embargo, al mismo tiempo señaló que en un operativo conjunto de la STPS, INFONAVIT, SAT, UIF y PFF se logró determinar que algunas empresas estaban cotizando a los trabajadores con $160 pesos diarios, cuando debieron cotizar con $800 pesos diarios, es decir, sin reforma legal alguna y sin más trámite que mover el florero de Reforma hasta las instalaciones de las empresas, las autoridades contaron con elementos para determinar que no se estaba cumpliendo con la ley vigente y por lo tanto procedieron a determinar diferencias en el pago de cuotas, lo que permite que los trabajadores tengan acceso al IMSS y sus prestaciones.

Si bien es cierto, el Gobierno Federal está combatiendo la corrupción, es clara la ausencia de autoridades eficientes en el IMSS e INFONAVIT, por lo que han tenido que recibir ayuda de otras dependencias que hoy están actuando de manera ordenada y coordinada como son la UIF que dirige el Dr. Santiago Nieto y la PFF encabezada por el Dr. Carlos Romero, quienes han ejercido de manera conjunta diversas acciones tendientes al cumplimiento de las leyes en materia de subcontratación y pagos de cuotas al IMSS e INFONAVIT.

Pero que sucede cuando la pandemia y esos vicios impiden que las personas tengan acceso a las prestaciones antes mencionadas, ya sea por la pérdida del empleo o la contratación por honorarios ante la nueva normalidad. Debemos de recurrir a la contratación de seguros privados que permitan contar con la protección médica ante una enfermedad, ya sea COVID-19 o cualquier otro padecimiento, así como la contratación de créditos hipotecarios con instituciones privadas como pueden ser los bancos o adquirir seguros de ahorro privados en donde no hay sorpresas de que un tercero no haga los pagos o que ante la falta de fiscalización, dicho seguro se vea afectado o que le roben a uno las semanas cotizadas.

Los seguros privados incluso pueden llegar a ser más económicos que el propio IMSS y ante una situación de pérdida de empleo, no se debe titubear en adquirir y conservar el mismo de acuerdo a las posibilidades económicas de cada familia, pudiendo complementarse con el “Seguro de Salud para la Familia” el cual se ofrece por parte del IMSS mediante un costo anual por integrante de la familia y con periodos de espera para ciertos padecimientos, de tal suerte que dependiendo la gravedad o especialidad, uno pueda decidir si atenderse en un hospital privado que se tenga contratado o en el propio IMSS.

También existen programas de asistencia en viajes, los cuales se están poniendo no sólo de moda, sino que se están volviendo indispensables para viajar y hacer frente a posibles gastos médicos inesperados, por lo que no hay que perder de vista a PRIORITY ASSIST que está aterrizando en México mediante una alianza con YaVas de Volaris, en donde se ofrece la cobertura de emergencias como accidentes, enfermedades, traslados médicos y otros, porque a falta de IMSS e INFONAVIT, hay que estar preparados desde el sector privado.