UE condena el cierre arbitrario de radios católicas ordenado por Daniel Ortega

Agosto 04 del 2022.-La Unión Europea (UE) condenó este jueves el cierre "arbitrario" de varias emisoras de radio católicas por parte de las autoridades nicaragüenses y el uso de la violencia para intimidar a los opositores al régimen del presidente Daniel Ortega.

En un comunicado, la UE precisó que el gobierno de Ortega cerró siete emisoras de radio católicas el 1 de agosto y otras dos emisoras de radio y televisión comunitarias poco después. 

Esto constituye una nueva violación de la libertad de expresión y de la libertad de religión o creencia", denunció en un comunicado Peter Stano, portavoz del jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

Desde 2018, el gobierno nicaragüense ha desatado niveles de violencia sin precedentes contra su propio pueblo, utilizando asesinatos, desapariciones forzadas, encarcelamiento, acoso e intimidación contra opositores políticos, así como contra periodistas, defensores de los derechos humanos, líderes religiosos y otros", dijo.

La UE pide el "cese de toda represión" y "reitera su urgente llamamiento al gobierno nicaragüense para que libere inmediata e incondicionalmente a todos los presos políticos y abandone todos los procedimientos judiciales contra ellos", agregó.

El gobierno de Ortega tiene actualmente "más de 180 presos políticos" sin tener en cuenta la Constitución y el derecho penal" de Nicaragua, acusó Stano.

Según la UE, el régimen del presidente Ortega, en el poder desde 2007, cerró en el primer semestre de 2022 "más de 1.200 organizaciones de la sociedad civil, sin justificación previa".

“Por ello, miles de nicaragüenses entre los más vulnerables se han encontrado sin la ayuda que estas organizaciones les suministraban", agregó.

El lunes, el obispo nicaragüense, Rolando Álvarez, crítico del gobierno de Ortega, denunció que las autoridades cerraron cinco emisoras de radio de su diócesis en la norteña región de Matagalpa, por supuestas ilegalidades.

La clausura de estos medios se suma a la suspensión, en junio pasado, del canal de televisión de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), ocurrido en medio de las tensas relaciones que la iglesia católica mantiene con el gobierno desde las protestas opositoras del 2018.