Agua de naranja con jengibre, estos son todos los beneficios que te aporta

Llega el Otoño  y las bebidas de temporada sigue siendo una buena opción para disfrutar y refrescar en estos días de sol. El consumo de aguas de sabor es una excelente elección si se quiere comenzar a reducir la ingesta de bebidas gaseosas, mejorar hábitos de alimentación o simplemente probar sabores distintos para combinar en las comidas diarias.

Las bebidas naturales aportan gran cantidad de nutrientes a nuestro cuerpo, debido a las propiedades que cada alimento posee que  ayudar a mejorar la salud de las personas. Es por ello que te damos la receta para preparar una deliciosa agua de naranja con jengibre y te compartimos todos los beneficios que puedes obtener de esta bebida.

La naranja es una fruta rica en vitamina C, ayuda a reforzar el sistema inmunológico, estimula la producción de glóbulos blancos, es un excelente antioxidante por lo que ayuda a mantener la piel sana y retrasa el proceso de envejecimiento. La naranja es rica en calcio por lo que su aporte ayuda a mantener los huesos y dientes sanos, además de mejorar el tránsito intestinal debido a su alto contenido de fibra.

El jengibre es una planta que ha tenido presencia en miles de recetas por su incomparable sabor, pero también se ha utilizado con gran frecuencia en la medicina alternativa, debido a sus aportes, el jengibre cuenta con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, es utilizado para combatir malestares como náuseas, vómitos, reduce el dolor muscular, alivia el malestar gastrointestinal, entre otros beneficios. La combinación de estos dos ingredientes es una maravilla, el agua de naranja con jengibre te ayudará a reforzar sistema inmunológico, mejorar la digestión y hará que la piel mejore su apariencia. ¡Toma nota a esta receta!

Ingredientes

1 litro de agua natural

3 naranjas

3 cm de jengibre rallado

Hielo

Azúcar al gusto

Preparación

Lava perfectamente las naranjas.

Corta y exprime las naranjas para obtener su jugo.

Agrega a la licuadora el jugo de naranja y el jengibre rallado. Licuar hasta que todos los ingredientes se mezclen perfectamente.

Cuela para quitar el exceso de pulpa

Vierte la mezcla en el litro de agua natural y revuelve.

Puedes incluir el jugo de cuatro limones para dar más sabor al agua y endulzarlo al gusto.

Agrega hielo al gusto

¡Ahora sí, a disfrutar!