Aléjate de este tipo de personas o afectarán tu salud mental

 

(Elizabeth González / Psicóloga).-Hay personas que son como una de ellas y en esta nota te contamos por qué. La mayoría, hemos tenido relaciones en las que nos hemos sentido atrapadas y hemos experimentado cómo nuestras energías emocionales se gastan tratando de lidiar con una persona que aplica una técnica llamada hoovering (Hoover es una reconocida marca de aspiradora).

Estas personas, al utilizar el hoovering nos hacen regresar una y otra vez a esta relación, aun cuando sabemos que nos hace daño. Y no, no solo aplica en relaciones amorosas, sino también de amistad.

Las personas que utilizan el hoovering generalmente son narcisistas, es decir, tienen un inflado sentido de importancia, una profunda necesidad de atención y admiración excesivas, falta de empatía por los demás y suelen tener un historial de relaciones problemáticas.

El narcisismo es un trastorno de la personalidad donde el individuo, además de tener las características anteriores, puede manifestar una preocupación por tener éxito y poder ilimitado, reaccionar a la crítica con ira, aprovecharse de otros para lograr sus metas, exagerar sus logros y talentos, envidiar a otros o sentir que otras personas les envidian y mostrar conductas arrogantes y altivas.

Entre el 50 % y el 70 % de las personas diagnosticadas de trastorno narcisista son hombres, según investigadores de la Queen’s University en Belfast, Irlanda del Norte.

"La verdad, no es fácil detectar a una persona con un trastorno de personalidad narcisista, pero si crees que alguien cercano a ti tiene signos que encajan en esta descripción, te recomendamos buscar ayuda”, aconseja Elizabeth González, psicóloga y coach.

Este tipo de personas siempre intentan “la reconciliación” después de haberse comportado de forma obsesiva y poniendo en práctica mecanismos para chantajearnos desde las emociones; es allí cuando nos sentimos “aspiradas” por esa persona, en un intento de volver a arrastrarnos a esa relación que nos causa una sensación de vacío y aflicción.

Los narcisistas pueden ser encantadores y seductores, lo que atrae a otras personas y lo hace difícil de discernir, para luego revelar sus otras facetas de personalidad. Presta atención a cómo te hace sentir ese comportamiento tóxico, si te hace sentir incómodo/a y humillado/a… ¡Es hora de terminar esa relación!

¿CÓMO PUEDES RECONOCER A UNA “PERSONA HOOVERING”?

 1.Te escribe sin una razón en particular diciéndote cuánto te extraña.

  1. Se disculpa por eventos pasados tratando de convencerte de que “ha cambiado”.
  2. Te contacta de forma insistente hasta que contestes sus mensajes o llamadas.
  3. Te manda regalos a tu casa y a tu trabajo.
  4. Juega a la víctima, poniendo de intermediarios a tus amigos o familiares para que intercedan por él/ella.
  5. Inventa emergencias para intentar manipularte emocionalmente.
  6. Demuestra que aún tiene poder en ti cuando hace afirmaciones que sabe que te dañan, para que te defiendas y te enojes.
  7. Aparece en tu casa o trabajo cómo si aún tuvieran una relación.
  8. Amenaza con hacerse daño si no vuelves con él/ella.
  9. Difunde chismes sobre ti como una manera para lograr obtener tu atención.

¿QUÉ HACER?

Ponte a ti mismo primero, cuida tus emociones y tu integridad física.

Recuerda que no tienes por qué soportar un trato abusivo de absolutamente nadie. No creas que “tu amor lo cambiará”. Esa es una utopía.

Pon límites claros. Hacerlo significa decidir lo que tolerarás y lo que no.

Comunica estos límites y sé la primera en respetarlos. No respondas, nunca. Bloquea su número de teléfono y correo electrónico.

Diles a tus amigos y familiares que no te interesa saber nada de el/ella.

Si se aparece en tu casa o trabajo sin invitación, es momento de denunciar por acoso.

Si crees que no puedes escapar de esta relación tóxica, considera buscar ayuda profesional, por ejemplo, un terapeuta, que te ayudará a superar las situaciones difíciles como esta.