Así puedes conservar por mucho más tiempo tus limones frescos

El limón es una fruta casi siempre presente en los hogares, no sólo porque se usa para hacer una refrescante limonada, especialmente en el verano, sino también por su rico aporte de vitamina C que la hace un ingrediente aconsejado para remedios naturales para combatir la tos o aliviar el ardor de la garganta, e incluso para limpieza en la cocina. A todos nos encanta su aroma, su sabor y sus propiedades nutricionales.

Si a ti también te encantan los limones y quieres conservarlos frescos por más tiempo, en este artículo te decimos la forma en que puedes lograrlo. Para empezar este proceso debes saber primero cómo escoger unos buenos limones, porque no importa qué tantos cuidados tengas, si tus cítricos están secos desde el principio o ya muy viejos, difícilmente podrás conseguir que tengan mucho jugo y buen sabor.

Una vez que aprendas a escoger limones con jugo, considera otro paso saber qué tantos limones ocuparás en los próximos días para que te duren frescos por más tiempo. Acá te damos unos tips muy puntuales para almacenarlos adecuadamente, de forma que la próxima vez que los saques, no sólo tendrán un aroma fragante, sino que realmente parecerá que los compraste recientemente, además de consejos para congelarlos correctamente.

Conserva más tiempo tus limones frescos

Temperatura ideal

Si pensabas que lo mejor era guardar tus limones en el refrigerador, puede que estés en un error, pues la temperatura ideal para almacenar estos cítricos varía entre 10 a 13 grados C, con bastante humedad ambiental, es decir, entre 85 a 90%; mientras que el refrigerador está a una temperatura de 4 a 5 grados C con una humedad de 60%.

Pero guardarlos en el frutero puede generar que tus limones se resequen y duren hasta dos o tres días frescos, por eso, sí se usa el refrigerador, pero cuidando la forma en la que se almacenan.

Bolsas de plástico y papel absorbente

Una forma de darles uso a esas bolsas de plástico que tienes en casa es para almacenar los limones. Coloca 3 bolsas de plástico gruesas, una sobre otra, y luego acomoda una servilleta de cocina.

Lava muy bien tus limones, déjalos secar y luego pásalos a la bolsa con papel, saca bien el aire y cierra con una liga o clip de cocina, guarda en la parte más baja del refrigerador, saca tus limones conforme los vayas usando y te durarán frescos hasta por 4 semanas.

¿Te sobraron limones partidos?

Si cortaste tus limones y te sobraron, es posible alargar su uso y que esté fresco. Sólo tienes que servir un poco de agua fría en un recipiente pequeño donde quepa la mitad de los limones que te sobraron. Coloca tus cítricos con la pulpa tocando el agua y mételos al refrigerador, úsalos en cuanto requieras de un limón.

Congela tus limones

Hay dos formas de congelar tus limones, una es que los laves bien, los seques y los coloque en una bolsa con cierre hermético, ya sea enteros o en rebanadas, pero debes asegurarte que no haya aire dentro. Mételos al congelador y cuando los vayas a usar, coloca la bolsa 10 minutos en agua fría.

La otra forma es exprimir el jugo de los limones en un contenedor para cubitos de hielo, congela y cuando quieras usar el jugo sólo usa la cantidad que necesites.