Aprende a hacer un rico té de frutos rojos naturales para esta tarde nublada

Ahora que las lluvias están aquí, la verdad es que todos nosotros estamos volviendo a nuestras madrigueras, porque nadie quiere terminar empapado y sin pareja a quien besar, estilo Diario de una pasión, porque para empezar, es complicado encontrar a sujetos parecidos con Ryan Gosling o con cualquier guapo mexicano, que no sea sangrón o que quieran besar a una sin conocerla, ¿verdad?

Así que ante este triste y políticamente correcto panorama, que además está lleno de Covid-19, pues lo que tenemos es que ir a llorar y encerrarnos en nuestros hogares mientras ponemos un bonito capítulo de nuestra serie favorita o agarramos nuestro libro que más nos guste para ver llover, ver a la gente correr sin que estés tú allá afuera (el que entendió, entendió), pero desde luego que estas actividades, no se disfrutan igual si no es con algo caliente en la mano.

Por eso, hoy decidimos compartir contigo nada más y nada menos que una receta para que prepares una sabrosa infusión sabor frutos rojos que definitivamente conquistará tu paladar para siempre, porque es una de esas bebidas que una vez que te conquista, ya no te dejará igual que antes de que decidieras beber este rico té. Porque además la mezcla de fruta le da un toque agridulce, sumamente particular.

¿Cuáles son las características de los frutos rojos?

Los frutos rojos o del bosque son pequeñas frutas comestibles, que antiguamente no se cultivaban, sino que crecen en los arbustos o en los pequeños árboles silvestres o asilvestrados. Antiguamente, muchos pueblos originarios basaban parte de su dieta en el consumo de las bayas y otros pequeños frutos del bosque, y conocían la correcta preparación de los frutos que recolectaban para su consumo seguro.

Actualmente, estos frutos se usan para preparar efectivos jugos energéticos o incluso para bajar de peso y por eso, hoy queremos decirte que esta infusión podría tener los mismos efectos en tu cuerpo, porque cuando el líquido caliente entra en tu organismo, es mucho más fácil de asimilar y ayuda a promover mejoras en tu digestión y además te regala un montón de antioxidantes, que fortalecen tu sistema inmunológico.

Los fuertes colores de las frutas del bosque son pigmentos sintetizados por la planta. Algunas investigaciones? han descubierto propiedades medicinales de los polifenoles pigmentados, como flavonoides, antocianinas, taninos y otros fitoquímicos, localizados principalmente en la piel y semillas de estas pequeñas frutas. Así que ¡manos a la obra!

Ingredientes

Suficiente flor de jamaica

1 manzana picada finamente

30 arándanos secos

15 fresas picadas finamente

15 frambuesas

1 rajita canela

2 1/2 litros agua

Miel de abeja al  gusto

¿Cómo se prepara?

  1. Calienta a fuego lento el agua para que no se queme y tome mal sabor.
  2. Se incorpora la canela, la flor de jamaica y la manzana que es lo más duro, cuando se ablande se incorporan el resto de los ingredientes.
  3. Se mezcla constantemente, para que no se vaya a desbaratar la fruta. De preferencia endulce con miel, es mucho más rico.
  4. Se puede beber caliente (para beber por la mañana) o poner en refrigerador para un día caluroso.
  5. Sirve y disfruta