Prepara unas refrescantes paletas de sandía y kiwi para el calor de la tarde

Para disfrutar del verano no hace falta más que unas deliciosas paletas heladas, este postre es uno de los favoritos clásicos de la temporada cuando llega el calor y esta vez enseñaremos a prepararlo con dos deliciosas frutas para ponerle el toque dulce a tu tarde, estamos hablando de unas ricas paletas heladas de sandía con kiwi, cuya presentación te va a encantar.

Para la parte frutal de las paletas solo usaremos ingredientes como frutas y agua, de esta forma haremos una mezcla de pulpa natural lo suficientemente dulce para congelarla, solo debes de tener en cuenta que la fruta que uses debe estar bastante madura para así agregar la cantidad ideal de dulzor a la paleta sin que tengamos que usar azúcares añadidos o ingredientes extras.

Paletas heladas de sandía y kiwi

Ingredientes

3 tazas de Sandía

1 1/2 taza de Kiwi

1 taza de Yogurt griego natural

Agua

Comienza preparando las pulpas de las frutas que usaremos en las paletas, para la sandía basta con que retires la cáscara y cortes la fruta en cubos para eliminar las semillas de la misma, una vez lista agrégala a la licuadora junto con una cucharada de agua, licua todo hasta obtener una pasta uniforme y reserva, para el kiwi pela esta fruta, corta en cubos, agrégalos a la licuadora y repite la molienda agregando un poco de agua para obtener una pulpa homogénea.

Una vez que tengas tus pulpas listas, prepara tu paleta agregando el palo para la paleta junto un poco de pulpa de sandía a tu molde, deberás llenar 3/4 de cada espacio y congelar por una hora, al salir agrega un par de cucharadas de yogur griego natural para formar la parte blanca de la paleta y vuelve a congelar por otra hora o hasta que el yogur este semisólido, por último agrega la pulpa de kiwi para formar la parte de la cáscara de sandía y vuelve a congelar todo hasta que las paletas estén listas.