Cómo eliminar las chinches de tu colchón

Entre los insectos que pueden estar presentes en tu hogar y que tal vez no lo hayas notado antes de encontrar una picadura en tu cuerpo, las chinches pueden ocasionar serias molestias si no son detectadas y eliminadas a tiempo. Es que las cimex lectularios, tal como es el nombre científico de las chinches pueden aparecer en los colchones, debido a que viven y se desarrollan en ambientes cálidos y húmedos.

La almohada entonces también puede estar siendo el foco de la proliferación de estos pequeños agentes que se alimentan de la sangre de humanos y animales y que miden entres seis milímetros y un centímetro.

Son de color café y su cuerpo es aplanado. Por ser además de rápida reproducción, las chinches deben ser eliminadas lo antes posible debido a que pueden propagarse por todo el hogar.

Te proponemos algunos consejos para quitarlas tanto de tu colchón como de tu almohada. 

La higiene en ambos elementos de cama (colchón y almohadas) es indispensable. Lo mismo ocurre con la ropa de cama que podría haber sido infectada. Por lo general, las chinches mueren si lavas la indumentaria para dormir con temperatura mayor de los 50 grados.

Sobre el colchón se deberá pasar la aspiradora tanto para sacar la suciedad superficial como para extraer las chinches que estén en la superficie. La bolsa en la que se acumule el contenido de lo que se vaya aspirando debe estar herméticamente sellada para que no haya escapes.

Para continuar con el saneado de tu cama también será preciso rociar con alcohol toda la superficie del colchón y dejarlo al aire libre por algunos minutos. La desinfección también deberá incluir marcos de las puertas, cuadros y rincones de los espacios.

El uso de vaporeras que ayuden a elevar la temperatura del colchón y las almohadas puede colaborar a quitas las chinches debido a que estos insectos no soportan las temperaturas muy elevadas. Algunas esencias con aroma agradable pueden sumar de manera positivo a tu objetivo de sanear tu cama. Si usas el vapor, luego lo recomendable es dejar que se ventile para evitar que guarde olor a humedad y se generen hongos.