3 Malos hábitos al ducharte que hacen que tu baño se vea viejo, sucio y feo

Existen costumbres que, aunque hagamos la limpieza del hogar seguido, hacen que nuestras habitaciones y casa en general luzcan mal y descuidadas, pero si no puedes ver esos pequeños detalles que están arruinando todo tu trabajo, hoy te revelaremos 3 malos hábitos al ducharte que hacen que tu baño se vea viejo, sucio y feo.

Más allá de la limpieza semanal (o mensual) súper profunda, hay que mantener un orden en nuestro hogar con pequeñas acciones para mantener todo bonito, armonioso y reluciente, sin embargo, hay pequeñas acciones que pueden provocar que todo luzca mal de un momento a otro, y eso es lo que tenemos que evitar.

El baño es la habitación en la que se pueden juntar más bacterias y suciedad, debido a que está encerrado, hay desechos, residuos de productos y mucha humedad, aunque se pueda pensar lo contrario por los productos de limpieza y el agua, es uno de los lugares de la casa que nos puede costar más trabajo tener limpio y en orden.

No abrir las ventanas

Cuando no abrimos las ventanas después de darnos un baño se acumula la humedad, dando paso a los molestos hongos y al moho en las paredes, el techo, las cortinas de la regadera o las mamparas, lo cual hace que se vea muy sucio, descuidado y que, incluso, sea un peligro para nuestra salud.

Lo mejor es dejar circular el aire y poner azulejos o pintar con pintura antihumedad.

No solo eso, la humedad también provoca que los espejos se vayan opacando poco a poco y que las manijas y perillas se oxiden, dando ese aspecto viejo y feo que nadie quiere en su casa.

Dejar las toallas en el suelo

Además de que resulta muy antihigiénico y hasta perjudicial para nuestra salud, un baño desorganizado da la sensación de que está sucio y descuidado. Además, dejar las toallas en el suelo y no colgarlas apropiadamente para que se sequen, guarda humedad y eso puede dejar un intenso y desagradable olor tanto en las toallas como en toda la habitación de baño.

No solo las toallas, no lavar los tapetes de baño también acumula gérmenes dañinos, malos olores, humedad y hasta basura.

Restos de productos

Los pedacitos de jabón abandonados pueden llegar a acumular bacterias, aunque no lo creas, y formársele una nata muy desagradable, dañina y que mancha las superficies de tu baño. Además, muchas personas suelen acumular artículos en el baño como botellas con dos gotitas de shampoo y zacates que ya no sirven para nada, pero olvidamos limpiar. Deshazte de todo eso que solo está acumulando bacterias y hace que tu ducha se vea descuidada, sucia y que, además, está dañando las paredes y hasta el suelo del baño.