(Exonline / JORGE FERNÁNDEZ MENÉNDEZ)

En el tema migratorio pareciera que se están hablando distintos lenguajes. Uno es el de la Secretaría de Goberna-ción, y otro, el de la Secretaría de Relaciones Exteriores

El torbellino político en el que nos envuelven las conferencias matutinas del presidente López Obrador no permite vislumbrar el grado de desorganización y parálisis ni las contradicciones que se viven dentro del propio gobierno federal.

El Congreso está, en los hechos, paralizado. La Reforma Educativa está, en los hechos, detenida porque una vez que se consiguieron acuerdos para sacarla adelante con un dictamen votado por todos los partidos en San Lázaro, se ha decidido dar marcha atrás ante la oposición de la Coordinadora, que sigue pensando en plazas, en rechazo de la evaluación y en los mecanismos certificadores. Se dice que se quiere cambiar el lenguaje, pero, en realidad, las palabras no tienen sentido y cambiarlas modifica también el fondo, la razón de ser de la reforma. Con un agregado: se tiene que decidir si se va con la CNTE o con los partidos de la oposición. Ir con los dos, atendiendo los reclamos de la Coordinadora, es imposible. Y si no hay reforma en abril, no se podrá aplicar en el próximo ciclo escolar.

Tampoco se tienen los votos en el Senado para la reforma de revocación de mandato y consulta popular. No hay acuerdo, porque colocar en la boleta al presidente López Obrador en los comicios del 2021 haría éstos extremadamente inequitativos. La oposición no dejará pasar esa reforma como está planteada. También está paralizada la reforma laboral, que la demócrata Nancy Pelosi ha señalado como un punto central para que se apruebe el T-MEC.

En el tema migratorio pareciera que se están hablando distintos lenguajes. Uno es el de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y otro, el de la cancillería que encabeza Marcelo

Ebrard. Se llega a acuerdos con Jared Kushner y aparentemente no con la secretaria del Homeland Security, Kirstjen Nielsen, o los acuerdos con uno y otra son diferentes. Trump habla de arrestos en la frontera tendiendo un lazo al gobierno mexicano que aquí se desconocen. Mientras tanto, se dice que existe normalidad en la frontera norte cuando se está reportando un cierre parcial que provoca demoras de hasta ocho horas para realizar un cruce.

El Presidente desmiente a la Secretaría de Hacienda por sus previsiones de crecimiento y “apuesta” a que será mayor al 2 por ciento, cuando todo apunta a que, incluso, lo previsto por Hacienda y el Banco de México puede estar por arriba del crecimiento real. En parte, por la incertidumbre que sigue existiendo en los mercados por medidas contradictorias del propio gobierno, y también porque la inversión pública ha caído drásticamente (5.6 por ciento en lo que va del año), con caídas dramáticas en secretarías, como Bienestar Social (36 por ciento) y Trabajo (40 por ciento). Por cierto, se avanza en el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, pero no se atiende a los jóvenes que están estudiando: la UAM lleva dos meses en huelga, la universidad de Chapingo otro tanto, comenzaron un paro que puede alargarse en los CCH de la UNAM y nadie en el gobierno federal parece tomarlo en cuenta. Y la amenaza pende sobre otras casas de estudio.

En el área de energía están llevando al país a una crisis en el sector. Se siguen cancelando licitaciones, se sigue apostando al carbón en lugar del gas, renuncian consejeros independientes mientras se propone a comisionados ignorantes del tema, no se alcanzará el volumen de generación que se requiere para evitar cortes de energía y ahora se les advierte a los empresarios que tendrán problemas con el abasto de gas, lo que afecta la producción, el crecimiento y el desarrollo.

El sector turístico, una fuente inagotable de recursos, se queja de que la secretaría del ramo no los está atendiendo y comienza a resentirse la cancelación de los programas de promoción a nivel global.

¿Qué funciona?. Las áreas que tienen personalidad y mandos mucho más claros. En primer lugar, la Defensa y la Marina, avanza seguridad con la Guardia Nacional, aunque sufre el embate delincuencial día con día; operan más allá de sus responsabilidades, ante los vacíos, áreas muy específicas de la oficina presidencial y poco más.

El gobierno federal debe salir del área de confusión, polarización discursiva y declaraciones cotidianas y poner orden, disciplina y coherencia en su funcionamiento. Comenzamos el quinto mes y algo no está funcionando.

LA LLAMADA

 

La divulgación de una llamada entre el jefe de la oficina de la SRE, Fabián Medina, con un manejador de giros negros, y acusaciones de trata y corrupción, obligarán a Marcelo Ebrard a atender un tema que puede afectar el desempeño de su secretaría.