MADRID.-Octubre 16 del 2020.- (EFE / Foto Megamedia).— Un equipo internacional de científicos llevó al cabo un detallado registro de los nutrientes que entran y salen en los latidos de un corazón humano sano y de un corazón enfermo, una información que será esencial para establecer nuevas pautas sobre las enfermedades cardíacas.

El estudio, liderado por científicos de la Universidad de Pensilvania, se hizo con las muestras de sangre de diferentes partes del sistema circulatorio de docenas de voluntarios, y establece los niveles y el tipo de moléculas que entran y salen del corazón en cada latido.

“Entender, con este nivel de detalle, cómo el corazón maneja el ‘combustible’ y los nutrientes ayudará a desarrollar futuros tratamientos para la insuficiencia cardíaca y otras patologías relacionadas”, dice el autor principal Zoltan Arany, director del Programa de Metabolismo Cardiovascular de la Universidad de Pensilvania.

“Ahora que tenemos una imagen clara de cómo se alimenta el corazón, podemos poner el foco en buscar maneras para mejorar su metabolismo con insuficiencia cardíaca”, concluye Arany.

Un conocimiento más profundo de la función cardíaca podría permitir a los investigadores desarrollar terapias más eficaces para restaurar la capacidad de bombeo del corazón.

Para el estudio, Arany y su equipo tomaron muestras de la sangre que entraba y salía del corazón simultáneamente en 87 hombres y mujeres con fibrilación auricular pero sin insuficiencia, y realizaron un muestreo similar en 23 pacientes con fibrilación auricular e insuficiencia cardíaca.

En todos los pacientes, los investigadores también tomaron muestras de sangre que entraba y salía de la pierna, para compararlas.

Alta tecnología

El equipo utilizó herramientas de última generación para cuantificar los niveles de cientos de diferentes “metabolitos” (moléculas involucradas en el uso de combustible y el crecimiento celular) en las muestras de sangre para detallar qué metabolitos consume un corazón activo y cuáles produce como subproductos.