Octubre 5 del 2020.-Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el país, cada año cobran 153 mil vidas, que en comparación a las que hasta ahora ha causado el Covid-19, poco más de 75 mil muertes, significan el doble de fallecimientos, razón por la que no se debe bajar la guardia ante estos padecimientos que pueden ser prevenibles o tratados para evitar muertes prematuras.

En el mundo cada año mueren 18 millones de personas por enfermedad cardiovascular, de manera que cada hora mueren 2 mil personas, lo que equivale a una muerte cada dos segundos.

En el mundo cada año mueren 18 millones de personas por enfermedad cardiovascular, de manera que cada hora mueren 2 mil personas, lo que equivale a una muerte cada dos segundos.

De ahí la importancia de concienciar sobre las enfermedades del corazón y continuar, pese a la pandemia de Covid-19, manifestaron médicos especialistas en el área, quienes participaron en una conferencia en el marco del Día Mundial del Corazón, que se conmemoró ayer.

Los expertos precisaron que las muertes por enfermedad cardiovascular en el país equivalen a la tercera parte de todos los fallecimientos que se registran anualmente.

El Dr. Erick Ramírez Arias, jefe de urgencias del Centro Médico Nacional Siglo XXI, detalla que en 2013 hubo 17 millones de muertes en el mundo por enfermedad cardiovascular, y la proyección para 2030 es que se tendrán 23 millones de muertes; el porcentaje va en aumento.

México, de acuerdo con la OCDE, está catalogado como uno de los países con mayor letalidad para infarto agudo de miocardio, por lo que destaca es importante el garantizar el diagnóstico y tratamiento, como lo es abrir la arteria ocluida responsable del infarto al miocardio en los primeros 30 minutos por medio de un cateterismo cardiaco, y si no hay una sala de hemodinamia para hacerlo, emplear la terapia fibrolítica dentro de la vena para que el vaso arterial obstruido se abra y con ello el infarto genere menos complicaciones.