CIUDAD DE MEXICO.-Octubre 2 del 2020.-/Jesús González Alcántara/ICM/.-Para las académicas y los académicos de las instituciones del Sistema Universitario Jesuita (SUJ), el dictamen con proyecto de decreto por el que se reforman y derogan diversas leyes relacionadas con la extinción de 109 fondos y fideicomisos, aprobado por la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, y que se pretendía votar ayer en la Cámara de Diputados, desestima el imprescindible papel que la ciencia, la tecnología y la innovación han tenido en la búsqueda de soluciones que el problema de la pandemia le ha impuesto al país.

Así lo señalaron en una carta pública dirigida al Poder Legislativo, en la que señalan como un contrasentido el hecho de que el propósito de la eliminación de los fideicomisos sea el atender la urgencia de la pandemia cuando por otro lado se elimina, con ello, la posibilidad de que la investigación siga generando conocimiento fundamental para la atención de sus problemáticas específicas en materias como la salud, el ambiente, el combate a la pobreza y la desigualdad, como sí lo están haciendo en otros países.

En la carta exhortan al Congreso de la Unión tanto a rectificar esa decisión como a garantizar el derecho al desarrollo de la ciencia y la innovación tecnológica, conforme lo señala el artículo 3 de nuestra Constitución, y a destinar los recursos necesarios para que eso suceda.

Desde que se anunciara la extinción o terminación de los fideicomisos públicos sin estructura orgánica y hasta el día de hoy, diversas instituciones académicas y de investigación, como la UNAM, el CINVESTAV, el CIDE, COLEF y el colectivo PROCIENCIAMX, han señalado las afectaciones que se tendrían con la extinción de esos fondos que son vitales para México.

De acuerdo con las académicas y los académicos de IBERO CDMX-Tijuana, IBERO Torreón, IBERO León, IBERO Puebla, el ITESO, el Tecnológico Universitario del Valle de Chalco y el Instituto Superior Intercultural Ayuuk, la ciencia y la cultura seguirán siendo de enorme importancia para el país, incluso una vez superada la crisis actual.

Por ello, dicen, el apoyo a la formación y a la especialización de personas dedicadas a la ciencia, las humanidades y la tecnología son indispensables no sólo para enfrentar crisis como la que vivimos actualmente, sino para hacer frente a otras problemáticas que se agudizarán en la pospandemia.

Finalmente, se dicen confiadas y confiados en que la sensibilidad política de las legisladoras y los legisladores les permitirá hacer un cuidadoso análisis de todos estos temas que tienen un alto impacto en el bienestar social.

“Para ello, el apoyo a la investigación científica, humanística y tecnológica, así como a la creación cultural, es clave”.

Da clic en el enlace para leer el posicionamiento del SUJ