-LA COMISIÓN ELECTORAL -QUE YA FUE DESTITUIDA- PRETENDÍA, EMITIR MENOS BOLETAS PARA LA ELECCIÓN.

 

PUEBLA.-Abril 12 del 2019.-Por diversos actos, entre los que destacan la incapacidad, la negligencia, la inequidad, la corrupción y la deshonestidad encabezados por la Comisión Electoral a cargo de Martín Hernández Aguilar, originaron que fueran suspendidas temporalmente las elecciones en el Sindicato Estatal de Trabajadores de la Educación de Puebla.

Quedando en evidencia y probado irrefutablemente ante la Secretaría de Gobernación del Gobierno del Estado -mediante documentos y videos-  que  la causa real de dicha suspensión recae en los hechos suscitados el pasado jueves 11 de abril, una vez que el presidente de la Comisión Electoral, Martín Hernández Aguilar, comunicó a los presidentes de casillas y representantes de dos de los candidatos que ya no tenían boletas suficientes para entregarles por que se le había acabado. Eso sí, a la mayoría de los representantes del otro candidato ya le había entregado la documentación correspondiente.

Estos hechos hicieron evidente que era imposible llevar a cabo la jornada electoral, ya que se le estaría negando la posibilidad a todos los compañeros de poder ejercer su derecho estatutario de votar este viernes 12 de abril.

La Comisión Electoral no mandó a realizar todas las boletas para la elección libre en la que los compañeros setepistas, tienen el derecho de participar.

Estas irregularidades, que quedaron probadas ante la Secretaría de Gobernación fueron las razones que motivaron que se tomará la determinación de: desconocer y destituir a la Comisión Electoral, Nombrar una nueva Comisión Electoral, solicitar que el actual Secretario General, Eucario Pompeyo Lucero Cariño, no interfiera en el proceso, se abstenga de intervenir y actúe con equidad y se convoque a nuevas elecciones.

Desde la Secretaría General el maestro Eucario Lucero Cariño intentó manipular la elección con una Comisión Electoral a modo y que se prestó a la deshonestidad para ensuciar un proceso democrático por el que en la SETEP se ha luchado durante muchos años y que nos había llenado de orgullo porque nos permite ser el  único sindicato magisterial que va a las urnas de manera libre y secreta para elegir a sus representantes.

No se debe permitir que desde la Secretaría General del SETEP se intente intervenir para favorecer y perjudicar a ningún candidato y que se culmine el proceso con una elección que debe ser justa, transparente, democrática y equitativa.