En conferencia de prensa virtual, la alcaldesa señala que las protestas de prestadores de servicios turísticos son convocadas por “gente perversa”, en referencia a las manifestaciones de vendedores de playa para pedir apoyos gubernamentales

Acapulco, Guerrero.- 24 de marzo de 2020.-(El Sur).- La alcaldesa Adela Román Ocampo pidió a los acapulqueños que “si no hay a qué salir a la calle, no lo hagan; que nos cuidemos entre todos es la única forma de contener esta pandemia y el única forma de protegernos”.

La petición la hizo un día después de que el gobernador Héctor Astudillo hiciera lo propio como parte de la estrategia contra el coronavirus.

También afirmó que las protestas de prestadores de servicios turísticos son convocadas por “gente perversa”, en referencia a las manifestaciones de vendedores de playa para pedir apoyos gubernamentales ante las afectaciones económicas causadas por las medidas de contención del contagio del Covid-19.

La funcionaria también denunció que nuevamente los cables de la estación de bombeo de Las Cruces fueron cortados, pero dejará que sean las autoridades las que determinen si se trató de un sabotaje político o un robo por “vulgares delincuentes”.

La alcaldesa dio por primera vez en esta contingencia una conferencia de prensa por la red social Facebook y respondió algunas preguntas de los medios vía mensajería instantánea de WhatsApp.

La acompañaban la directora de Salud, Irma Elizabeth García Torres, y la encargada de despacho de la Dirección de Salud Pública, Roxana Tapia Carbajal, quien informó que se tomarán medidas de prevención en el transporte público, pero no especificó cuáles. También indicó que en la zona suburbana hay más resistencia de los ciudadanos en acatar las medidas de prevención.

Se informó que ya se unieron Protección Civil y el DIF a la estrategia de prevención del contagio.

Román Ocampo informó que no está previsto el cierre de playas “a menos que lo indique la federación” y reiteró que estamos en un periodo de aislamiento. Las de las escuelas “no son vacaciones, es un receso obligado por las circunstancias”, reiteró.

No hubo marcha atrás

Cuatro días después de que el gobierno municipal trastabilló con el mandato de cerrar cines, bares, discotecas, yates, gimnasios y cualquier centro de reunión masiva de personas, la alcaldesa destacó que Acapulco fue una de las primeras ciudades donde se pidió aplicar esa medida.

 

Indicó que la decisión fue para evitar el contagio del virus y retrasar el paso a la fase 2 y menos a la fase 3 porque está demostrado que ningún país del primer mundo tiene la capacidad para hacer frente a la pandemia, “por eso tomamos esas decisiones, no es que hayamos dado marcha atrás”.

“Llegamos al momento de ser todavía más estrictos, les pido de manera respetuosa, fraterna y con mucho cariño a todos mis paisanos acapulqueños que si no hay a qué salir a la calle, no lo hagan; que nos cuidemos entre todos, es la única forma de contener esta pandemia y el única forma de protegernos”.

El pasado miércoles en una reunión de Cabildo a la que asistieron la mayoría de los ediles se informó que cuando los casos confirmados rebasaran más de cien se entraría en la fase 2 de la estrategia de prevención de contagio y esa incluía el cierre de lugares de concentración masiva de personas, la medida se puso en marcha, por la noche la Dirección de Reglamentos y Espectáculos notificó a los establecimientos la disposición del municipio con base en una sesión de Cabildo que no existió, por lo que un día después la medida quedó como una invitación a quien quisiera tomarla.

Gente perversa

La alcaldesa Adela Román Ocampo afirmó que las protestas de prestadores de servicios turísticos son convocadas por «gente perversa», en referencia a las cuatro protestas ocurridas en los últimos cuatro días en el municipio.

El pasado viernes hubo dos protestas, un grupo de comerciantes se manifestaron en la avenida Costera y otro frente a la alcaldesa. Este lunes se produjeron otras dos protestas, una en el bulevar de Las Naciones frente a la Promotora Turística y otra en Pie de la Cuesta, para exigir apoyos por la contingencia del coronavirus.

Ayer, sin mencionar las protestas, la alcaldesa sostuvo que «hay gente perversa que ha estado llamando a todos los vendedores ambulantes como si el gobierno municipal tuviera las arcas repletas de dinero, no es así paisanas y paisanos, ustedes saben que me dejaron un Ayuntamiento brutalmente endeudado».

A la alcaldesa se le preguntó quiénes son la gente perversa que convoca a las manifestaciones, pero la pregunta fue ignorada durante la conferencia.

En su mensaje, Román Ocampo recordó que el año pasado por la deudas heredadas le descontaron 360 millones de pesos, y para este año se estima que el recorte al presupuesto será de más de 400 millones de pesos.Indicó que gobierno ya ha dado mensajes de las acciones que tiene previstas para ayudar a quienes viven al día y que el Fondo Municipal de Emergencias para el que se prevé destinar 50 millones de pesos, no es porque ya se tenga ese dinero, sino que es un fondo que se integrará al suprimir programas para darle prioridad a la emergencia sanitaria.

 

«Les pido paciencia, confianza y no es arremolinándonos, eso va a permitir la trasmisión pronta del coronavirus, yo les pido mayor responsabilidad, pensemos en nuestros hijos, abuelos, que es la gente más vulnerable».

Anunció que el gobierno municipal prevé entregar despensas “dignas, completas” para la gente de mayor necesidad, “pero tendremos que esperar que se llegue a este punto”.

A pregunta de que si el municipio aplicaría medidas similares a las que anuncie el gobierno del estado, la alcaldesa respondió que no, porque no tiene condiciones económicas para aplicar medidas iguales.

Convocó a los ciudadanos y empresarios a ser solidarios para que «juntos, de la mano» se pueda superar la contingencia.

Corte de cables

Román Ocampo también informó que la madrugada de hoy «manos perversas» cortaron los cables de suministro de energía eléctrica a la planta de bombeo de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA) de Las Cruces «esto nos impide poder dotar de agua a Acapulco».

Llamó a reflexionar «esto no es una cuestión de partido, esto es una cuestión de salud pública, les quiero pedir a los vecinos de las instalaciones de CAPAMA que se conviertan en vigilantes, denunciantes».

«Paisanas y paisanos de Acapulco, convirtámonos en vigilantes, convirtámonos en soldados de las instalaciones del pueblo, de las instalaciones de una institución noble que surte de agua a Acapulco y que ha sido golpeada por delincuencia interna y externa».

Informó que ya notificó a la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz para que vigilen con mayor cuidado y prontitud las instalaciones de la CAPAMA para evitar que no falte el agua en la ciudad y ya se puso la denuncia en el Ministerio Público para que se hagan las investigaciones pertinentes.

Indicó que ese tipo de acciones no son nuevas, pues desde que asumió el gobierno «han saboteado las instalaciones de la CAPAMA», pero seguirá firme y no permitirá que la delincuencia haga fechorías.

Del abasto de agua en la ciudad, la alcaldesa sostuvo que la CAPAMA mantendrá su trabajo con responsabilidad pese a que ha sido golpeada por la delincuencia organizada y reiteró que en los lugares donde no hay cobertura se llevará agua en pipas, «ese no es problema».

Medias de prevención en el transporte

La encargada de despacho de la Dirección de Salud Pública, Roxana Tapia Carbajal, quien es la coordinadora de la contingencia, informó que a partir de hoy habrá brigadas en las iglesias y en los sitios de transporte para establecer reglas entre los pasajeros para evitar el contagio.

En la conferencia no se especificaron qué medidas se aplicarán al transporte. La alcaldesa dijo que se platicaría con el director de Transportes, Miguel Angel Piña Garibay, para determinar qué medidas se tomarán.

Tapia Carbajal indicó que también habrá brigadas de prevención en los centros comerciales y en la zona turística del municipio. Alertó que en colonias de la zona suburbana del municipio como Ciudad Renacimiento, Emiliano Zapata, La Venta, El Quemado porque la gente está siendo «renuente» en las medidas de prevención.

En su intervención, la directora de Salud, Irma Elizabeth García Torres, informó que en el estado hay cuatro casos confirmados de coronavirus, y siguen en fase 1 «en transición a fase 2». Los enfermos en Guerrero están estables, son atendidos por la Dirección de Epidemiología del estado, quien se comunica con ellos vía telefónica.

También informó que a partir de esta semana las consultas en los 25 Centros de Salud del municipio se han pospuesto para ajustarse al protocolo de sana distancia, porque si una persona infectada con el virus acude a un espacio cerrado y conglomerado puede contagiar a 2.5 personas.

Desde la semana pasada se han capacitado a los trabajadores de las distintas áreas municipales y de las centrales de autobuses para la prevención de contagios.

Insistió en mantener la sana distancia de más de un metro entre persona y persona, estornudar o toser cubriéndose la nariz y boca con un pañuelo desechable o hacerlo en el ángulo interno del brazo y lavarse las manos constantemente con agua y jabón.

En caso de síntomas, comunicarse a los números de atención 800 00 44 800 y 800 772 5834, mantenerse en casa para no exponer a otras personas. También invitó a los ciudadanos a elaborar su propio gel antibacterial y explicó cómo prepararlo con alcohol, carbopol, glicerina y tetralonamina.

Mantiene sanciones

En su participación el coordinador de Servicios Públicos municipales, Juan Carlos Manrique García, indicó que las brigadas de limpieza del programa Acapulco Limpio y Querido está alineado a las disposiciones de la Dirección Municipal de Salud.

Llamó a los ciudadanos a participar en los trabajos de prevención del contagio de coronavirus porque sólo con su participación se puede lograr la contención.

Después, la alcaldesa agregó que se mantienen las disposiciones anunciadas a principios de este mes de que se aplicarán sanciones a quienes arrojen basura en la vía pública.