Pemex recibirá aportación de 3 mil 500 mdd; presentan estrategia para sanear a petrolera

Diciembre 6 del 2021.-Petróleos Mexicanos recibirá aportación hasta 3 mil 500 millones de dólares del gobierno federal como parte de la nueva estrategia para sanear las finanzas del petrolera y reducir del 52 al 40% la carga fiscal.

La Secretaría de Hacienda informó la nueva estrategia para Pemex, cuyos cambios que serán permanentes y con los cuales se busca reducir la deuda de la petrolera a través de aportaciones patrimoniales del gobierno federal, utilizando excedentes de liquidez, así como reducir el riesgo de su refinanciamiento a través de inyección de recursos para operaciones de manejo de pasivos.

Ante ello, Pemex anunció la recompra y manejo de pasivos en la parte corta y media de la curva de rendimientos de la empresa, a fin de reducir el riesgo de refinanciamiento y el monto de la deuda.

Como parte de esta operación, Pemex ofreció a los tenedores de bonos en dólares el intercambiar bonos con vencimiento entre 2024 y 2030 por una combinación de un nuevo bono a 10 años y efectivo, además ofreció recomprar bonos con vencimiento entre 2044 y 2060.

Con esta operación se logrará “reducir el monto de la deuda externa de mercado de Pemex; mejorar el perfil de vencimiento de la empresa mediante la extensión de sus amortizaciones de corto y mediano plazo; y recomprar ciertos bonos de la Empresa por debajo de par, con la finalidad de disminuir el costo financiero de la empresa para los siguientes años”, puntualizó Hacienda.

Precisó que no se contempla refinanciar los vencimientos de 2022 y 2023 ya que se mantiene el compromiso de Hacienda de asegurar los recursos de apoyo a Pemex para cubrirlos.

Detalló que en la segunda mitad de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador se intensificará la coordinación entre ambas para mejorar la posición financiera de Pemex.

Agregó que además se aplicarán tres medidas:

  1. Reformulación del plan de negocios para incluir las acciones necesarias para fortalecer la posición financiera de Pemex en el mediano y largo plazo, a fin de preparar a la empresa para los retos que enfrentará en los próximos años.
  2. Implementar mecanismos y estructuras financieras que permitan al sector público coinvertir en proyectos de exploración y extracción para asegurar la disponibilidad de una plataforma de producción robusta que permitan mejorar la estructura de la deuda de Pemex.
  3. Cambios en la estructura corporativo y dirección de Pemex para lograr los objetivos planteados.

“Esta transacción que se anuncia no tiene un impacto en el gasto público o en el Presupuesto de Egresos. Pemex mantiene su posición como empresa productiva del Estado en los términos de ley, y los apoyos y aportaciones del gobierno federal no implican la asunción de ninguna obligación con los acreedores de Pemex”, puntualizó.