(Por Bloomberg / Foto AP).-El aumento de pacientes de coronavirus (COVID-19) en estado crítico ha impulsado la demanda de ventiladores a, al menos, diez veces la cifra disponible en los hospitales de todo el mundo, dijo el principal fabricante de dispositivos médicos de China.

Shenzhen Mindray Bio-Medical Electronics Co., junto con otros fabricantes chinos de respiradores, han registrado un aumento de pedidos internacionales a medida que los países intentan conseguir las máquinas utilizadas en las unidades de cuidados intensivos.

En casos severos, la disponibilidad de un respirador para un paciente de Covid-19 puede determinar si vive o muere.

“La demanda es varias veces más alta que los pedidos que podemos asumir; los pedidos superan en varias veces nuestra capacidad actual; y nuestra capacidad ya es varias veces más alta de lo que era antes”, dijo Li Wenmei, secretaria de la junta de la compañía en una entrevista con Bloomberg el miércoles.

A medida que la cifra mundial de muertes por coronavirus supera los 18,000, médicos desde Milán a Nueva York piden respiradores desesperadamente. Los hospitales, que generalmente tienen solo algunas de estas máquinas, ahora se enfrentan a la necesidad de conseguir una por cada paciente en estado crítico.

Si bien el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dado el visto bueno para que fabricantes de automóviles como Tesla traten de fabricar respiradores a fin de compensar el déficit, estos dispositivos complejos no se producen tan fácilmente como otros suministros médicos, tales como máscaras quirúrgicas o desinfectantes.

Más de 400,000 casos oficialmente declarados de coronavirus en el mundo

Más de 400.000 casos del nuevo coronavirus fueron declarados oficialmente en el mundo hasta el martes desde el inicio de la pandemia, según un recuento realizado por la AFP a partir de fuentes oficiales.

En general, en Estados Unidos, la Sociedad de Medicina de Cuidados Críticos estima que 960,000 pacientes necesitarían apoyo de respiración debido al Covid-19, pero la nación solo tiene unas 200,000 máquinas de este tipo.

En Italia, el país con el mayor número de muertes por la pandemia, una grave falta de respiradores ha obligado a los médicos a seleccionar pacientes.

Mindray, que fabrica hasta 3,000 respiradores al mes, ahora está tratando de retrasar la entrega de pedidos a clientes nacionales para enviar primero los productos a compradores extranjeros con necesidades más urgentes, dijo Li. Los nuevos casos de infecciones por coronavirus en China han disminuido y su población está reanudando el trabajo y la vida normal, pese a la aceleración de lapandemia a nivel mundial.

La producción de monitores médicos, que hace un seguimiento de las constantes vitales de pacientes en estado crítico, también se ha triplicado desde el año pasado, dijo Li. Mindray ahora fabrica 30,000 monitores al mes.

Los respiradores bombean oxígeno a los pulmones y eliminan el dióxido de carbono del cuerpo. Muchos pacientes afectados por el nuevo coronavirus necesitan la máquina porque el nivel de oxígeno en la sangre cae precipitadamente, una condición llamada hipoxemia, que puede causar daño a los órganos y llegar a ser mortal.